martes, junio 27, 2006

Fate/Stay Night

Llevo algo de retraso en las actualizaciones, soy consciente, pero ruego me disculpéis. El pasado fin de semana fue largo, y dispuse de poco tiempo cibernético para dedicar al noble arte de "bloggear" (rima y todo). Espero enmendar ese hecho con la siguiente reseña, la de Fate/Stay Night, la última adaptación al anime de un juego de Type-Moon.

Shirou Emiya es un joven huérfano cuyo objetivo en la vida es ser un bondadoso defensor de la justicia, como su fallecido padre adoptivo. Por ello siempre intenta ayudar, en cualquier lado, a cualquier persona, aún sabiendo que están aprovechándose de él (tranquilos, yo tampoco lo entiendo). Aparte de su fuerza de voluntad y capacidad de sacrificio, Shirou, como su padre adoptivo, posee ciertas habilidades mágicas, pero tan insignificantes que apenas le serán de utilidad cuando se vea inmerso en los acontecimientos que empezarán a tener lugar en la ciudad, todos ellos propiciados por una guerra, la quinta guerra por el Santo Grial que disputarán 7 magos con sus respectivos 7 servants, héroes de la historia de la humanidad que regresan a la vida para cumplir deseos que se llevaron a la tumba.

Fate/Stay Night es una de esas series que progresivamente hacen que la historia, considerablemente floja (y plagada de patadas históricas, todo sea dicho), pase a un segundo plano en favor de los personajes. Y no es que éstos sean especialmente carismáticos, pero el buen saber hacer de Type-Moon los dota, sobretodo a las féminas, de un encanto especial que engancha al espectador, cosa que no es de extrañar siendo adaptaciones de aventuras conversacionales hentai, donde en ocasiones prima más lo que se ve a lo que se lee...

No puedo considerar en tono positivo lo anteriormente expuesto, pero saber reconocer las propias limitaciones para explotar las características más favorables es una particularidad de la que muchos animes innombrables deberían haber gozado en su día. Precisamente "explotar" es la palabra que definiría otro de sus defectos, ya que se abusa demasiado de la relación entre el protagonista y uno de los servants, dejando demasiado de lado a unos secundarios que merecían más. Además, el protagonista es un estúpido niñato con convicciones absurdas que es menos creíble que un político en un mitin, y si por él fuera hubiera dejado de ver la serie en el primero de sus 24 episodios.

En el apartado visual, musical y artístico, Type-Moon vuelve a malacostumbrarnos con un bonito dibujo (aunque no me gusta especialmente), una buena animación (brillante por momentos), y una banda sonora genial donde prima un estilo misterioso y místico. Los temas de entrada y salida no me han apasionado, pero el segundo opening tiene su punto.

En síntesis: Fate/Stay Night es una buena serie, poco más. El argumento es vulgar, le sobra el protagonista y le falta chispa; pero aún con eso sabe remontar y mantener unas cotas altas de interés, lo cual no es poco, aunque uno no puede sino preguntarse como hubiera quedado de haber sido más fiel a otras rutas del juego.

Si queréis bajarla recurrid a la fantástica versión que han llevado a cabo los entes de AnimeUnderground.

Con esto me despido. Tengo la intención de comentar Full Metal Panic!, pero como son tres temporadas me parece que me costará un poco ponerme. Este fin de semana, si la disipación y el libertinaje que gusto de practicar los días festivos me lo permite, intentaré hacer el esfuerzo.

Mientras tanto, cuidaos.



5 comentarios:

Nogard Souichirou dijo...

La verdad es que para mi, una persona que lleva el colgante de Archer al cuello, me ha gustado menos tu comentario que perder un billete de 500€, pero para gustos colores.
Principalmente porque a mi gusto la serie tiene una evolución tremenda, ademas de la bestial historia que tiene detrás y que la haria mas increible si terminaran de sacar las ovas.

La verdad es que falta mucha información que sí esta en el juego pero de ahi la gracia. Loco me volvi cualdo vi el capi 14 (la batalla de Archer) "I am the bone of my soul....." jeje pero aun más cuando descubrí el secreto de éste. ¿quien es en realidad? cuando sabes estas cosas te da por volver a ver la serie otra vez y observar como muchas de las cosas que pasaban no lo hacian por casualidad. También te dan ganas de buscar el juego pero configurarte el pc hacia la version japonesa no mola nada asi que nos aguantaremos.

Eso que es una serie tipo Tenjou Tenge, muy guapa pero que le falta una 2ª temp para explicar muchas cosas. Pero aun así no deja de ser de las mejores del año pasado

Nogard Souishirou informando desde la sombra jejeje

NaSeR dijo...

Tenjou Tenge es una porquería, la serie en si misma es un flashback con flashbacks dentro del propio flashback xDD, el primer capítulo está muy bien y la pelea es espectacular, pero a partir de ahí queda al nivel de... Es que es increíble, al final del todo salta "Esa transformación se llama el GUERRERO DEFINITIVO!!!" y tu piensas para tus adentros ¿y qué cojones es eso, si no lo han explicado para nada? es como si te hablasen en chino y nunca mejor dicho.
En fin, sólo puntualizar eso y decir que Fate Stay Night está bien pero apoyo lo de que el protagonista es un gilis que merece estar muerto desde el primer capítulo, ah, también que si a esa serie le quitas a Saber se queda en nada porque el resto de personajes (Ni Toshaka tiene mucha intervención) ni fu ni fa...
Con lo curiosa que era la historia podían haberse esforzado un poquito más en hacer al prota menos odiable.

Ryusei Tohno dijo...

Antes de decir nada, debo salir en defensa de Emiya (ya se que saldran cientos de personas a abuchearme, pero lo hare sabiendo el riesgo n_nU) no me parece para nada que si ideal de vivir sea una idiotez... bueno, en cierta parte... en un ñoño al pensar que puede salvar a todo el mundo, demo... no seria mejor todo si cada uno tuvieramos ese deseo de ayudar a los demas, inlcuso si se aprovechan de uno (que no... no soy un fervoroso catolico ni nada... soy ateo incluso). Yo soy de las (pocas) personas que se siente identificado con Emiya, pienso que su idea de vivir, aunque nos sea un ejemplo de vida (eso de que la vida de uno vale menos que cualquiera... es incluso soso) es algo digno de respeto...

(PD: A decir verdad... tengo el mismo tipo de pensamiento que Emiya... con respecto a que la vida de los demas es mas importante que la mia n_nU)

Sallem dijo...

Lo que dices es cierto, y yo no pienso diferente que tú. Sólo digo que es una actitud fuera de lugar en el contexto en el que se desarrolla la serie. A ninguna persona normal, por mucho que pensara así, se le pasaría por la cabeza enfrentarse a criaturas del averno sin tener poder alguno (y menos teniendo a Saber), por eso Emiya me parece surrealista XD. Tampoco me gustaba que dijeses todo el rato lo mismo, era muy cargante...

Otra cosa es cuando Emiya va descubriendo sus poderes, entonces ya puedo entender que se plantee el hacer frente a sus enemigos.

Saludos, y gracias por opinar.

Mario A Cruces dijo...

A mí me parece que lo de Emiya es más complejo. Por un lado pretende proponerse como un defensor de la justicia, pero Shirou es una especie de "joven adulto" y eso se deja en claro muchas veces: cuando habla con el padre, aquél le dice que ya ha crecido y que no puede mantener ese ideal (shirou dice que lo va a continuar él, porque aún es joven); además la serie deja en claro que en la escuela y en el trabajo de alguna forma "abusan" de su bondad... también hay un capítulo que se llama "el final de los ideales"
Aparte Shirou, en el capítulo 21 (la estrella del génesis...) hace una reflexión y dice que la idea de ser un justiciero y acabar con la guerra del santo grial han quedado de lado, tras enamorarse de Saber... yo creo que la serie apunta a marcar ese cambio: a señalar como cambia su vida y cómo vuelve a ese camino inicial ("el querer dejar de ser un héroe" que se manifiesta en Saber, Archer y -consecuencia obligada- también en Shirou (los fanáticos saben a qué me refiero))
Por último, para mí es clave señalar que Emiya es la personificación de la vaina de Saber y eso es clave en la atracción de ambos y el deseo de Emiya de salvar a otros: la vaina de escalibur protegió al rey Arturo. Shirou era lo opuesto: durante el incendio el trató de salvarse él sólo, pero al final fue el único que sobrevivió y sólo porque Kitsurigi le entregó la Vaina, hecho que cambió radicalmente su vida para siempre.
Shirou puede molestar algunos a lo mejor, pero es un personaje complejísimo.

En lo que respecta al artículo principal: es cierto que Fate Stay/night fue una adaptación de una novela para adultos, pero los japoneses manejan claramente otros códigos: pensá que Dragón Ball es una serie para chicos pequeños y definen al maestro Roshi o Muten Roshi, como un "viejo pajero"; DB está cargado de alusiones sexuales... tus críticas son de corte occidentalistas, y con el debido respeto, no creo que sean aplicables a las producciones orientales...