sábado, noviembre 18, 2006

El primer paso

Diría que tardo en actualizar porque estoy trabajando seis días a la semana, pero como la razón más poderosa oculta tras eso (que es verdad, dicho sea de paso) es que estoy vago, no me parapetaré en ninguna explicación redundante. Me limitaré a disculparme y a dejaros con una nueva reseña, la de Hajime no Ippo.

Ippo Makunoichi es un joven estudiante que, por tímido y retraído, no tiene amigos, ni vida social, y es considerado el marginal de la clase. Eso le hace ser presa fácil para los matones del instituto, y por ello es víctima periódica de sus puñetazos y patadas. Eso es hasta un buen día en que un boxeador aparece ante él y le libra de sus abusones con una magnífica demostración de habilidad. Desde ese momento le pica la curiosidad por tan duro deporte.

He de dar las gracias al estudio Madhouse (Beck, Black Lagoon, Paradise Kiss...) por haber hecho una adaptación tan magnífica del manga en el que se basa, porque disfruté como un enano viéndola, quizá más que con ningún otro shounen deportivo.

Y es que cuando pones en los cimientos a un protagonista encantador (aunque algo pusilánime), y construyes sobre él una bonita casa con unos secundarios geniales, da igual de que color pintes el tejado, da igual que el hilo argumental siga las líneas maestras de cualquier producción del estilo. Sólo querrás ver el siguiente combate, sólo desearas ser escuchar el griterío del estadio, sumergirte en el ring para sentir el fulgor abrasador de los focos como si cayeran sobre tu propia piel, el sudor de los combatientes como si fuera tuyo propio, la sangre de sus bocas como si de tus encías manara.

Técnicamente la serie está a la altura de lo que merece, mostrando una animación sin altibajos notables que tiene su auge, como es de esperar, en los frenéticos enfrentamientos. Es en ellos donde realmente se nota la mano de los responsables de Beck: el público no anima, ruge; los puños no golpean, chocan, el sudor no brota, fluye. Uno casi puede sentirse en el estadio hasta el punto de sobrecogerse por tal despliegue de emociones proyectadas al unísono. El mayor ejemplo de esto llega casi terminada la serie con el episodio llamado "Lallapallooza". Me entenderéis si lo veis.

La música juega un papel muy importante en todo el anime y hace que se encoja el corazón en los momentos más críticos, pero sólo puedo destacar los openings, sobretodo los dos primeros. El resto simplemente cumple el expediente.

Hajime no Ippo no habla de estrellas, habla de deportistas, personas intentando destacar cuya lucha más importante es la que tienen día a día consigo mismos para seguir adelante pese a los obstáculos y volver a levantarse tras cada K.O. Por esto, por lo ya explicado, y por más cosas que no se pueden explicar, recomiendo fervorosamente el visionado de esta maravilla. Claro que no he comentado lo único malo, algo que suele pasar y que fastidia mucho, que allá donde termina el anime, tras 76 episodios, un OVA y una película, sigue el manga, y sigue mucho. Ya sabéis lo que toca en estos casos...

No me gustaría despedirme sin antes destacar la gran labor que Gokuraku Fansubs y Meiji no Fansub hicieron con esta serie. Disfrutadla.



5 comentarios:

Nogard Souichirou dijo...

muy buena serie fiera, hace tiempo que la descargue, y si es bastante buena. Recomendable

marbu dijo...

jo, creo que estoy teniendo problemas con el rss de tu blog... tal vez sea porque te has pasao al blogger beta o algo (en el beta hay etiquetas!!! :-O tengo que pasarme al beta YA :P...) bueno, te volvere a añadir a bloglines a ver si se arregla.

Sallem dijo...

A lo mejor ha cambiado la dirección del RSS o algo. Siento no poder ayudarte pero estoy puesto en RSS's XD.

Por cierto, Blogger Beta está genial, aunque hay una cosa que no he podido/sabido hacer: el botón de traducción no he podido ponerlo debajo de cada post como estaba antes, he tenido que hacer una chapuza XD.

Saludos.

Nogard Souichirou dijo...

pues a ver si me enseñas tu a utilizarlo porque yo al final tengo que recurrir a la plantilla antigua. no se como utilizar el modo de diseño de la pagina con el sistema nuevo.

Sallem dijo...

No es difícil. Digamos que ahora funciona por módulos. Si quieres hacer un apartado lateral con links, le das a "Añadir elemento de página" y eliges "Lista de vínculos". Si quieres añadir un contador, una imagen o cualquier otra cosa, añades "HTML/Javascript" y pegas el código. Es cuestión de ponerse.

Si te puedo ayudar pregúntamelo por e-mail, lo tienes en mi perfil.

Salu2.