lunes, octubre 02, 2006

Sangre

Nada mejor para celebrar que estaré unos cuantos días libre de obligaciones laborales que hacer una pequeña reseña de una de las últimas series que han pasado por mi monitor. Han sido varias las candidatas, pero sólo una la elegida, y ésa no ha sido otra que Blood+.

Basada en Blood: El último Vampiro (película del año 2000), su versión para la pequeña pantalla nos pone en escena a Saya, una estudiante que vive en Okinawa con su padre adoptivo y sus hermanos tras perder la memoria un año atrás. Lleva una vida feliz y normal hasta que sangrientos sucesos comienzan a sucederse a su alrededor, sucesos en lo que descubrirá que está más involucrada de lo que piensa.

Estamos ante una de las series de más éxito de los últimos años, y justificado en este caso, pues bien es sabido que éxito no es siempre sinónimo de calidad (de lo contrario Pokemon sería una obra maestra).

Una historia que crece capítulo a capítulo en interés nos convierte en testigos de excepción de una lucha entre bandos con objetivos muy diferentes: unos buscan expandirse, otros controlar el mundo o ser recordados por la historia, y los hay que sólo quieren vivir, o vengarse, o simplemente redimir sus pecados para luego dejar de existir. Esta tela de araña es el desencadenante de épicas batallas donde la línea entre lo bueno y lo malo es sólo un trazo de tiza en una pizarra repleta de ecuaciones.

Hay pocas cosas que se le puedan reprochar a Blood+, y una de ellas es que tarde en arrancar. Una vez lo hace no hay quien la pare, pero quizá haya quien la encuentre un poco sosa y se aburra al principio. Tampoco me gustó en exceso la última parte de la serie, y menos aún el clímax, muy descafeinado a mi modo de ver; sin embargo me pareció bastante bien como se dejaron las cosas y eso compensó ligeramente mi impresión final. También podría decir que la protagonista es más ñoña de lo que sería deseable, o que ciertos detalles no me acabaron de encajar, pero haré un esfuerzo y no seré quisquilloso...

El aspecto técnico es algo que no puedo destacar especialmente. Empieza como casi todas, con una animación y un dibujo sublimes, pero después se mantiene en unas cotas de mediocridad que de ningún modo merece. Nada que objetar de la música, que raya siempre a un gran nivel tanto por temas orquestrales como por las canciones que dan entrada y salida a la serie, sobretodo por los primeros: Aozora no Namida, Season's Call y Colors (lamentablemente el cuarto opening no está a la altura, siendo realmente vomitivo).

En definitiva, un anime altamente recomendable para los amantes de la acción, la intriga y la sangre. 50 episodios en los que vale la pena invertir tanto el tiempo como el ancho de banda. Eso sí, podía haber sido mejor.

Cuidaos.


4 comentarios:

HeV dijo...

Umm, a mí me han pasado School Rumble, que veo que no la has comentado o al menos no está en la lista de series, ya te contaré que tal.

Sallem dijo...

School Rumble tengo entendido que está muy bien, pero con la cola de series que tengo por ver tardarás mucho en verla comentada por aquí XD.

Salu2.

marbu dijo...

tio, pokemon es una obra maestraa!!!

vale, era coña :P pero los juegos si que molaban :-D

Sallem dijo...

Como juego estaba bien al principio, pero la fórmula no ha cambiado apenas desde los primeros. No sé cómo coño sigue vendidendo barbaridades XD.

Salu2.