jueves, mayo 11, 2006

E3-sado

Sé que llevo bastante sin escribir, pero entre un insidioso resfriado que he sufrido y que se está celebrando la feria de videojuegos más importante del mundo, el E3, no tengo tiempo ni ganas de "na". Además, no he terminado de ver ninguna serie nueva, así que tengo poco que contar. Quizá deba acostumbrarme a postear cosas triviales que hagan bulto, para algo el blog se llama "Trivialidades Felinas". Por cierto, desde aquí felicitar al Sevilla por su primer título europeo. Espero que nos encontremos en Mónaco para disputar la Supercopa de Europa.

Y hablando del E3, he de decir que me está gustando mucho, aunque más que gustar diría que... me pone, me sube las revoluciones: ataques, contraataques, puñaladas traperas, semi-plagios... es el E3 más emocionante de los últimos años. Todo empezó con la tediosa conferencia de Sony, presentada por un tío ("el chino", en lo sucesivo) atuendado con una espantosa camisa rosa de mercadillo, la cual ya usó en 2005, por cierto. Al final de la misma, tras darse un poco de autobombo (como hacen todas las compañías) y hacer el ridículo mostrando juegos la mayoría de los cuales no eran ni la sombra de las CG's mostradas en 2005 (sólo se salvaron un espectacular MGS4, Resistance, los juegos de SEGA y Heavenly Sword), salió Ken Kutaragi, presidente de SCE, vestido de blanco mesiánico y con aires de superioridad. Ya lo hizo el año pasado, pero esta vez guardaba algo dentro de este traje que cubría sus sebosas carnes orientales, y esto no era otra cosa que el "nuevo" mando de PlayStation 3... un Dual Shock con giroscopios, sin vibración (¿?) y apenas rediseñado. Pero ahora que lo pienso, si ya no tiene vibración... ¿por qué se llama Dual Shock?

Una sonrisa pérfida se dibujó en el rostro del amigo Kutaragi. Puso el mando sobre la mesa, adquirió una amanerada postura (ver foto al final) y el hombre que lo acompañaba, cuyo cuero cabelludo había conocido tiempos mejores, lo miró sin decir nada. Se hizo un pesado silencio de varios segundos. Kutaragi y el calvo se miraron; el público casi ni respiraba. De repente el calvo reaccionó como si le hubieran pinchado, y tras hacerse el sorprendido dio paso a una mezcla de Luis Cobos + Ángel Casas en versión yankee que procedió a hacer una pequeña demostración de las posibilidades (limitadas) del novedoso dispositivo. Cuando terminó el "Kutaragi Show", volvió a salir el chino de la camisa rosa, y su cara decía "creo que no se ha notado". La verdad es que no sé por que volvió a salir, Kutaragi era mucho más divertido, dónde va a parar...

El resto es historia: fans de Nintendo tirándose de los pelos, Satoru Iwata reservando un billete a Haití para hacer vudú con Kutaragi, Ana Rosa Quintana muerta de envidia por haber sido superada... pero, sobretodo, muchos Sonyers (sin que esto suene despectivo) desencantados con su compañía favorita, incluso muchos renegando de ella. Y es que hay cosas que duelen, y los 600€ que costará una voluminosa PS3 completa duelen hasta matar. Sony lo está haciendo mal, muy mal, y sigue intentando tomar el pelo de manera aún más descarada que con PS2; y aunque desgraciadamente eso no le va a quitar el liderazgo a medio plazo (culpa de sus grandes sagas y la desinformación de los medios), lo que está claro es que muy mal tiene que hacerlo Microsoft, su principal rival ahora mismo, para no morderle parte del mercado con la ventaja estratégica que ahora se le presenta.

No hay demasiado más que contar. 14 horas después Nintendo, con cierta aura de pesimismo rondando el ambiente, celebró su conferencia para mostrar de una vez por todas como era su Wii en acción, y fue el mismísimo Shigeru Miyamoto el encargado de mostrar sus bondades, si bien no técnicas, como pudo verse en los vídeos, si jugables. El colofón vino marcado por un partidito de tenis que se marcaron él y otros tres, con más ganas que virtuosismo, demostrando que el noble deporte de la raqueta tiene en Wii un gran aliado. De todas formas calificaría también de decepción esta conferencia, ya que no se mostró nada que cualquiera pudiera no esperarse, y tampoco hubo réplica clara a la puñalada de Sony. Eso sí, Nintendo demostró que puede haber sensores de movimiento avanzados, micrófono, altavoz e incluso vibración (¡sí, vibración!) en un sólo mando. Es lo que tiene el siglo XXI...

El turno de Microsoft llegó casi al mismo tiempo que terminó el de Nintendo, y su conferencia fue de lejos la menos mala de todas. Casi todo lo que se vio fue en tiempo real, y altamente vistoso, además de anunciar por sorpresa, y de una manera muy original que Grand Theft Auto 4 vería la luz en su consola a finales de este año (claro que no dijeron que también lo haría en PS3). Peter Moore, antiguo jefazo de SEGA América, fue el mejor maestro de ceremonias de los tres, el chino de la camisa rosa e Iwata no fueron rival para él. Estuvo muy suelto, contundente y convincente, e incluso se permitió hacer un guiño a sus antiguos compañeros cuando dijo que Sonic era su juego favorito y que pronto estaría disponible en el Bazar de Xbox Live.

En fin, así está yendo el E3 y así está el panorama consolero. La guerra que se nos avecina va a ser apasionante, sobretodo comparada con la anterior, muy desigual por culpa del abandono de Dreamcast. Desde aquí un mensaje a los llamados "casual gamers": vosotros sois el mercado, y de vosotros depende el futuro de esta industria. No os dejéis llevar por la corriente que os dice que todo lo que se llame PlayStation es lo mejor. Informaos, vislumbrad todas las posibilidades de ocio que tenéis, y sólo cuando sepáis lo mejor y lo peor de cada una de ellas, comprad. Los videojuegos no empezaron (afortunadamente) con Sony, y volver a congraciarles con una aplastante victoria, con más años de monopolio, no va a llevarnos a nada bueno. Esta industria necesita una base de usuarios mínimamente entendidos, con cierto criterio, que no dejen a las compañías dormirse en los laureles, pues es entonces cuando bajan los niveles de exigencia y el mercado se empobrece. Recordad, la competencia es buena.

Bueno, después de esta prédica que a buen seguro no servirá de nada, me despido. El E3 continúa aún después de haber vivido su clímax mediático, y me interesa, aunque más me interesaría si se anunciara Shenmue III (sob...).

Que juguéis mucho y bien.


2 comentarios:

HeV dijo...

La verdad es que lo de Wii ya se esperaba, pero creo que Nintendo es la única que ha pensado en renovar un poco el concepto de ocio electrónico.
Para mí ha sido la que mejor sabor de boca ha dejado.
Y por cierto los de Microsoft han estado listísimos, con el comentario de que por el precio de una PS3 podrás disfrutar de X360 y Wii.

Sallem dijo...

Lo de Wii es un aire de aire fresco en el mundillo, y creo que puede significar un punto de inflexión en la industria, no sólo por su concepto (que bebe de muchas fuentes, no es que lo haya inventado Nintendo) sino porque obliga a Sony y MS a innovar en un futuro, aunque sea sólo un poco, si quieren ganarse las alabanzas de la industria.

Por otra parte Wii amenaza con convertirse en la reina de las consolas para casuals, puesto que hasta ahora ocupaba Sony. Las partidas con los amigos a Wii prometen mucho, y el boca a boca es un arma más poderosa incluso que MGS y FF.

Sobre el comentario de Peter Moore...es un cachondo, ya lo era cuando estaba en Sega XD. No sé si habrá estado listo o no, pero se habrá ganado algunas simpatías entre los "Nintenderos". Desde luego yo pienso seguir su "recomendación" (al menos hasta que me toque la quiniela y me pueda comprar una PS3 con juegos :P).

Por cierto, leo tu blog desde el primer comentario que pusiste en el mío, me gusta mucho. Felicidades.

Salu2.